HUMOR II

:::::::::: Diario de una cincuentona ::::::::::
 
 
Mi Querido Diario:
 
Ahora que acabo de cumplir 50, mi marido me regaló un cupón válido por una semana de entrenamiento personal en un buen gimnasio local. Independientemente de que yo esté en excelente forma, pensé que era una buena idea para intentar detener ese proceso de nalgas caídas que a todas nos ataca. Llamé al gym e hice mi reserva con un personal trainer llamado Bruce, quien se auto-describió como un Instructor de Aerobics de 26 años y modelo de trajes de baño y ropa deportiva. Y el gym me recomendó que llevara un diario para ir documentando mi progreso y aquí se los envío: 
 
Lunes: Empecé mi día a las 6:00 a.m. Bastante difícil levantarse de la cama a esa hora pero todo cambió cuando llegué al gimnasio y vi que Bruce estaba esperándome. Parecía un dios griego: rubio, ojos expresivos y una gran sonrisa. Bruce me hizo un tour y me mostró los aparatos y me tomó el pulso después de 5 minutos en la bicicleta fija. Se alarmó de que mi pulso estuviera tan acelerado pero yo lo atribuí a él, vestido con su malla de lycra, que estaba muy cerca de mí… Disfruté bastante viéndolo dar su clase de Aerobics, después de terminar mi inspirador día de ejercicio. Bruce me estaba motivando cuando hacía yo mis sentadillas, a pesar de que ya me dolía la barriga de tanto meterla para adentro, cada vez que Bruce pasaba junto a mi… 
 
Martes: Me tomé dos jarras de café, pero finalmente logré salir de la puerta de mi casa. Bruce hizo que me recostara boca arriba, me puso a levantar una pesada barra de metal y después se atrevió a ponerle ¡¡¡pesas!!!. Mis piernas estaban un poco debilitadas por la cinta pero logré completar ¡UN KILÓMETRO COMPLETOOO!. La aprobadora sonrisa de Bruce hizo que todo valiera la pena…¡me sentía fantástica!… era una nueva vida para mí. 
 
Miércoles: La única forma como conseguí lavarme los dientes, fue poniendo el cepillo sobre el lavatorio y moviendo la cabeza a ambos lados encima de él. Creo que tengo una hernia en los pectorales. Manejar no fue tan difícil: sólo al frenar y dar vueltas al volante, estacioné encima de una motito… Bruce se estaba impacientando conmigo por considerar que mis gritos molestaban a los demás socios del club. Su voz resulta un poco aguda a esas horas de la mañana y cuando grita se vuelve nasal y es muy molesta. Me duelen las "chichis" cuando me subo a la cinta, así que Bruce me subió a la escaladora. ¿Por qué mierda alguien inventó una máquina para hacer algo que se ha vuelto obsoleto con los ascensores? Bruce me dijo que me ayudaría a ponerme en forma y a disfrutar la vida…; otra de sus tantas pendejadas…
 
Jueves: Bruce me estaba esperando con sus jodidos dientes de vampiro y con su sonrisita estilo Jack Nicholson en Batman. No pude evitar llegar media hora tarde: fue el tiempo que me llevó ponerme los zapatos. El reventado de Bruce me puso a trabajar con las argollas pero, cuando se distrajo, salí corriendo a esconderme en el baño de hombres. Mandó a otro entrenador a buscarme y como castigo, me puso a trabajar en la remadora y ….me hundí.
 
Viernes: Odio al hijo de puta de Bruce más que a cualquier otro ser humano que haya odiado en la historia del mundo. Estúpido, famélico, anémico, sorete pendejo y facherito sin cerebro. Si hubiese una parte de mi cuerpo que pudiese mover sin un dolor desesperante, le rompería a toda su puta madre. Bruce quiso que trabajara en mis tríceps…¡YO NO TENGO TRICEPS!… y si no quiere que joda el piso o lo rompa, que no me pase las putas barras o cualquier otra cosa que pese más que un sándwich… La bicicleta fija me hizo desmayar y desperté en la cama de una nutricionista, una flaca pelotuda que me dio una cátedra de alimentación sana, ¡claro! la muy pendeja no tiene la más puta idea de lo que es cagarse realmente de hambre. ¿Por qué no me pudo tocar alguien más tranquilo, como un maestro de costura o un estilista?
 
Sábado: El pelotudo de Bruce me dejó un mensaje en mi contestador con su vocecita de re-puto preguntándome por qué no fui hoy. El sólo escucharlo me dio ganas de cagar a patadas al contestador, pero no tenía la fuerza suficiente ni para levantarlo, incluso ni para levantar el control remoto de la tele, así que me banqué 11 horas seguidas viendo el maldito National Geographic… puro pajarito cogiendo y brincando de rama en rama. 
 
Domingo: Pedí al chofer de la camioneta de la iglesia que me viniera a recoger para ir a misa y agradecerle a Dios que esta semana haya terminado. También recé porque el año que viene, el reventado de mi marido, me regale algo un poco más divertido, como una endodoncia, una histerectomía, o una mamoplastía…  
 
   
 
 
::::::::: El fotógrafo ::::::::::

 
Una pareja llevaba muchos años de matrimonio y no había logrado tener hijos. Tras consultar varios doctores sin éxito, fueron a ver a un especialista muy renombrado quien, tras muchos estudios, les dijo que la única solución era que buscaran un padre sustituto.
—¿Y qué es un padre sustituto? —pregunta la señora.
—Es un hombre seleccionado con mucho cuidado y que hace, por una única vez, las funciones del esposo para que la mujer quede embarazada.
La señora vaciló un poco, pero el esposo le dice al doctor que él no tiene ningún inconveniente con tal de ver realizada su ilusión de convertirse en padre.
Pocos días después, se contrata a un joven y se hace una cita para que al siguiente domingo por la mañana, cuando se ausente el marido de la casa, vaya y visite a la señora para cumplir su tarea. Sin embargo, sucedió que un fotógrafo de niños había sido llamado a una casa vecina para retratar a un bebé. Por azar del destino, el hombre se equivocó de domicilio llegando al de la señora.
—Buenos días, señora, vengo por lo del niño.
—Mmm, sí, pase usted. ¿Gusta tomar algo?
—No, muchas gracias, el alcohol no es bueno para mi trabajo. Lo que quisiera es comenzar cuanto antes.
—Muy bien. ¿Le parece si vamos a la habitación?
—Puede ser allí, pero también me gustaría una aquí, en la sala, dos en la alfombra y otro en el jardín.
—¿Pues cuántos van a ser? —se alarmó la señora.
—Ordinariamente son cinco en cada sesión pero, si la mamá coopera, pueden ser más. Todo depende —dijo mientras sacaba del portafolios un álbum.
—Me gustaría que viera antes algo de lo que he hecho. Tengo una técnica muy especial y única que le ha gustado mucho a mis clientas. Por ejemplo, mire el retrato de este niño tan bonito. Lo hice en un parque público, a plena luz del día. ¡Cómo se juntó la gente para verme trabajar! Esa vez me ayudaron dos amigos, porque la señora era muy exigente. Con nada le podía yo dar gusto y quedarle bien. Para colmo, esa vez tuve que suspender el trabajo porque llegó una ardilla y comenzó a mordisquearme el equipo.
La señora, estupefacta, escuchaba todo esto mientras el fotógrafo continuaba.
—Ahora vea estos mellizos. En esa ocasión sí que me lucí, todo lo hice en menos de 5 minutos: llegué y ¡paff!…dos tomas y mire los gemelos qué bellos me salieron.
La señora estaba cada vez más asustada oyendo al fotógrafo hablar.
—Con este niño batallé un poco más porque la mamá era muy nerviosa. Yo le dije: —Mire señora, usted voltéese hacia el otro lado y déjeme hacer todo a mí. Ella se volteó y así pude hacer mi trabajo.
A esta altura, la señora estaba a punto del desmayo. El fotógrafo, guardando su álbum, le dice:
—¿Quiere que comencemos ya, señora?
—Cuando usted diga.
—Está bien, voy por mi trípode.
—¿TRÍPODE? —dijo la mujer temblando.
—Sí —dice muy tranquilo el fotógrafo— es que mi equipo es muy grande y necesito un trípode para apoyarlo y estabilizarlo porque ni con las dos manos puedo sostenerlo bien.
—¿¿¿Señora… Señora…???

 
   
 
 
:::::::::: Ejercicios ::::::::::
 
  
Mantener una buena figura exige grandes esfuerzos. He aquí alugunos casos.
– Mi abuela comenzó caminando 3 kilómetros x día cuando tenía 60 años. Ahora tiene 97 y no sabemos dónde está.
– La única razón por la que empezaría a trotar es porque así volvería a escuchar una respiración jadeante en alguna parte.
– El año pasado me inscribí en un gimnasio, por casi $400 x mes y todavía no he perdido ni un kilo. Aparentemente, además de pagar la cuota, también hay que asistir.
– Tengo que hacer ejercicio muy temprano por la mañana, antes de que mi cerebro se dé cuenta de lo que estoy haciendo.
– No hago ningún ejercicio. Si Dios hubiera querido que nos tocáramos la punta de los pies, los habría puesto más arriba.
– Me gustan las caminatas largas, especialmente cuando las hacen algunas personas que me molestan.
– Tengo los muslos flácidos, pero afortunadamente no se notan porque los cubre el estómago.
– La ventaja de hacer ejercicio todos los días, es que te mueres en un excelente estado de salud.
– Finalmente. Se ha documentado hasta el hartazgo que por cada kilómetro que trotas, añades un minuto a tu vida. Esto te permite que, cuando cumplas los 85 años, tengas derecho a cinco meses de vida adicionales… en un geriátrico, a $10,000 por mes.
 
 
   
 
 
:::::::::: ¡¡Buenas excusas!! ::::::::::

 
¡El ingenio y las respuestas rápidas te pueden salvar de más de un problema!!
 
Un hombre, en su cincuentena de edad, se compra un poderoso BMW y sale a correrlo a la autopista, a toda velocidad.
Al instante, vio las luces roja y azul de una patrulla siguiéndolo.
Inmediatamente, se dio cuenta del lío en el que se estaba metiendo, y paró a un lado de la autopista.
El policía se baja de la patrulla, se acerca al vehículo sin decir nada, toma el permiso de conducir, lo mira muy despacio, da una  vuelta alrededor de coche y dice finalmente:
— "Mire amigo; ha sido un día muy pesado, es viernes y estoy a punto de terminar mi turno de patrulla. No tengo ganas de ningún papeleo, así que, si me da una excusa creíble que justifique su exceso de velocidad, le dejo irse de aquí ahora mismo"
El hombre lo piensa unos segundos y responde:
— "La semana pasada mi esposa se fugó de casa con un policía. Tenia miedo de que fuera usted y estuviera tratando de devolvérmela!"
— "¡Buen fin de semana!" –dijo el policía.
 
 
   
 
 
:::::::::: "Madre. No hay más que una" :::::::::: 
 
 
En la clase de Jaimito estaban estudiando el sentido de diversas frases hechas. Tras explicar el significado del refrán "Madre no hay mas que una", el maestro, para ver si los alumnos lo han entendido, dice:
– A ver, Pedrito. Haz una breve narración que incluya la frase "Madre no hay más que una".
– Estaba yo enfermito en la cama, con mucha fiebre, y vino mamá, me dio un vaso de leche caliente con una aspirina, me besó en la frente, y yo pensé: Madre no hay más que una.
– Muy bien. Ahora tú, Carlitos.
– El pasado domingo, mi mamá me llevó a la playa, jugó conmigo, construimos juntos un castillo en la arena, mientras yo pensaba: Madre no hay más que una.
– Excelente, ahora tú, Jaimito.
– Estaba solo en casa, como siempre, cuando llegó mi madre borracha, como siempre, acompañada de un amante distinto, como siempre, y me gritó: "Tú, capullo, tráenos dos cervezas". Y yo fui a la nevera, miré y le dije: "Madre. No hay más que una".
 
 
   
 
 
:::::::::: Juan y su rifle nuevo ::::::::::
 
Juan estaba emocionado con su nuevo rifle, así que se fue a cazar osos.
Se encontró con un pequeño oso de color marrón y le disparó. En ese momento sintió un golpecito sobre su hombro y se dio vuelta. Vio un gran Oso Negro, que le dijo:
-Tienes dos opciones: o te golpeo hasta la muerte o nos entendemos con sexo.
Juan decidió agacharse…
Aunque se sintió dolorido por dos semanas, rápidamente se recuperó y juró venganza. Inició otro viaje para encontrar al Oso Negro y cuando por fin lo encontró, le disparó. Entonces sintió otro golpecito en el hombro. Esta vez el que estaba ahí, a su derecha, era un enorme Oso Grisáceo. Era más grande que el Oso Negro y le dijo:
-Esto te va a doler más a ti que a mí, pero tienes dos opciones: o te golpeo hasta la muerte o nos entendemos con sexo.
Otra vez Juan pensó que era mejor perder su dignidad que su vida. Aunque sobrevivió, pasaron muchos meses hasta que logró recuperarse. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta: Venganza.
Logró encontrar la pista del Oso Grisáceo, lo ubicó y le disparó. Entonces sintió un nuevo golpecito en el hombro. Giró y vio un gigantesco Oso Polar mirándolo fijo, que le dijo:
-Admítelo Juan, tú no vienes aquí a cazar…
 
   
 
 
:::::::::: Y tú ¿cómo lo dirías? ::::::::::
 
Durante una clase de moral y buenas maneras, la profesora dice a sus alumnos:
–A ver José, si fueras a cortejar a una joven de buena familia, muy bien educada, durante una cena íntima para dos y tuvieras la necesidad de ir al baño, ¿qué le dirías..?
–Espérame un momento, que voy a echar una meadita y vuelvo altirante..
–¡Qué horror, eso sería muy grosero y maleducado de tu parte!
–Juanito, ¿cómo lo dirías tú?
–Perdón, pero tengo que ir a los servicios. Vuelvo enseguida.
–Eso está mejor, pero resulta desagradable decir "servicios" durante una comida.
–Y tú, Pepito, ¿serías capaz de usar tu intelecto al menos por una vez, y así intentar mostrarnos tus buenas maneras?
–Sí señorita,.. yo diría:
"Querida, te pido perdón por ausentarme un momento pero voy a dar la mano a un íntimo amigo que espero poder presentarte después de la cena"…
 
   
 
 
::::: La nómina del nuevo hospital japonés :::::
 
 
Está a punto de inaugurarse un nuevo, lujoso y amplio hospital japonés con disponibilidad de 25.000 camas y los servicios más sofisticados.
Los inversores –todos privados– han hecho un enorme esfuerzo para contratar a los médicos y especialistas más renombrados del país, y hoy han divulgado sus nombres. Son éstos:
 
Director de la Clínica: Dr. Kienkarajo Tekura 
 Cirugía Plástica: Dra. Tarrota Tujeta 
 Emergencias: Dr. Tekuro Yamimito 
 Dermatología: Dr. Tukuero Taduro 
 Cardiología: Dr. Tekambio Tuválvula 
 Endoscopia: Dr. Temeto Tubito 
 Endocrinología: Dr. Temido Tuazúcar 
 Fisioterapia: Dra. Tesudo Toito 
 Gastroenterología: Dra. Tesobo Tupanza 
 Ginecología: Dra. Tesano Lakosa
y Dr. Yositoko Tukukita
 
Inmunología: Dr. Loawanta Toito  
Laboratorio: Dra. Temira Tukaka 
 Mamografía: Dra. Tesobo Tuteta 
 Medicina preventiva: Dra. Tamumal Kelosepas 
 Neumología: Dra. Tutose Mufuete 
 Neurología: Dr. Saturo Tukoko 
 Obstetricia: Dra. Tepalpa Podentro 
 Odontología: Dr. Tekito Lakarie 
 Oftalmología: Dr. Temiro Lozojo 
 Otorrinología: Dr. Yosi Tesako Mokito 
 Patología: Dr. Revisao Enchikito 
 Pediatría: Dr. Tekuro Lakría 
 Proctología: Dr. Temiro Kulete
y Dra. Tukulito Sacayama 
 Psiquiatría: Dr. Tarayado Tokoko 
 Radiología: Dr. Tomemo Lafoto 
 Ortopedia: Dr. Tarreglo Tuwueso 
 Urología: Dr. Tupipi Tamalo 
 Traumatología: Dr. Tejunto Kartílago
y Dra. Reparo Tushuesos
 
 
   
 
 
::::: Guía de alimentación para comer sin culpa :::::
 
 
1. Si usted come algo y nadie le ha visto comiéndolo, entonces no tiene calorías.
2. Si toma una gaseosa dietética con su porción de torta, las calorías de la torta son anuladas por las calorías de la gaseosa light.
3. Cuando come con otras personas, las calorías no cuentan mientras usted no coma más de lo que comen los demás.
4. Los alimentos usados con propósitos medicinales (combatir baja presión, depresión, ansiedad, aburrimiento) NUNCA suman calorías, como el chocolate, brandy, whisky, tortas y papas fritas Pringles.
5. Si usted hace engordar a todos los que le rodean, entonces usted se verá más delgado.
6. Los alimentos relacionados con el cine (pochoclo, chocolate, galletitas, maní con chocolate, pizza y cerveza posterior) no tienen calorías porque son parte del paquete de entretenimiento y no de tu programa de nutrición personal.
7. El tenor graso de las galletitas de agua (15%): a)es falso porque a) todo el mundo sabe que las galletitas de agua se hacen sólo de agua, b) la grasa se derrite con el calor, c) el horneado debe hacer que la grasa se escurra fuera de la galletita!
8. Todo lo que se lame y chupa de cuchillos y cucharas no tiene calorías si se está en proceso de preparar algo. Por ejemplo, mayonesa al preparar sandwiches o helado al preparar copas sundae para veinte invitados.
9. Los alimentos que tienen el mismo color, tienen la misma cantidad de calorías. Por ejemplo: espinacas, manzanas verdes y helado de pistacchio; champignones y chocolate blanco.
NOTA: el chocolate es un color universal, por lo tanto substituye cualquier otro color.
10. Cualquier cosa sacada del freezer no tiene calorías, porque todo el mundo sabe que las calorías son unidades de calor, no de frío. Ejemplo: helados de crema.
11. Las comidas consumidas mientras uno mira eventos importantes por televisión no cuentan. Ejemplo: cerveza del partido, galletitas de las novelas.
12. El mejor adelgazante es el Gatorade. En todos mis años de ir al gimnasio, mínimo tres veces al año, he observado que sólo la gente delgada que hace gimnasia toma Gatorade. Por lo tanto, es obvio que tomar Gatorade adelgaza.
13. El probar la comida de los demás no te agrega calorías, porque son de ellos, no tuyas.
14. Las etiquetas de los paquetes de comida que dicen que contienen más de una porción mienten. TODOS los paquetes son de una porción.
El balde de helado de tres litros, el paquete de papas fritas de 500 g, la botella de gaseosa de 2 litros sólo cuentan como una porción.
 
 
   
 
::::: Cómo dar un comprimido a un gato :::::
 
01. Tome el gato y colóquelo en su brazo izquierdo como si estuviese sosteniendo un bebé.. Ponga el dedo índice  y el pulgar a los lados de la boca del gato. Presione levemente para que él abra la boca. Una vez que esto suceda, coloque el comprimido en su boca. Permita que el gato cierra la boca y trague la píldora.
02. Levante la píldora del suelo y saque el gato de atrás del sofá. Sosténgalo otra vez en su brazo izquierdo y repita el proceso.
03. Tome al gato del cuarto vecino y limpie el comprimido que escupió.
04. Tome un nuevo comprimido, coloque al gato en su brazo izquierdo y asegure las patas traseras con su mano izquierda. Fuércelo a abrir la boca y empuje el comprimido hasta la garganta con el dedo índice. Cierre su boca inmediatamente y cuente hasta diez antes de soltarlo.
05. Tome el comprimido de dentro del acuario y baje al gato de arriba del placard. Pida ayuda a un amigo.
06. Arrodíllese en el suelo con el gato firmemente apretado entre las rodillas, asegurando sus cuatro patas. Ignore los gruñidos emitidos por el gato. Pida a su amigo que asegure con fuerza la cabeza del gato mientras que usted le abre la boca. Coloque una espátula de madera lo mas adentro que pueda. Deje al comprimido correr por la espátula y refriegue la garganta vigorosamente.
07. Baje al gato que esta enroscado en el borde de la cortina y tome otro comprimido. Recuerde comprar una nueva espátula y de remendar la cortina. Cuidadosamente enrolle al gato en una toalla de modo su cabeza quede apenas afuera. Pida a su amigo que lo mantenga así. Disuelva el comprimido en un poco de agua, abra la boca del gato con ayuda de un lápiz y vuelque el líquido en su boca.
08. Mire en el prospecto del remedio si no es nocivo para los seres humanos. Beba un poco de agua para calmarse. Haga una curación en el brazo de su amigo y limpie la sangre de la alfombra con un poco de agua tibia y jabón.
09. Busque al gato en lo del vecino. Tome un nuevo comprimido. Ponga al gato dentro del armario de la cocina y cierra la puerta, manteniendo la cabeza del gato hacia el lado de afuera. Abra la boca del gato con ayuda de una cuchara de postre. Tire el comprimido dentro de la boca del gato con ayuda de un palo.
10. Vaya hasta el garaje y tome una llave de fuerza para colocar la puerta del armario en su lugar. Coloque una compresa fría en los arañazos que tiene en su cara y revise cuándo fue la últimas vez que se dio la vacuna antitetánica. Sáquese la camisa rota y tome una nueva de su cuarto.
11. Llame al cuerpo de Bomberos para bajar al gato de lo alto del árbol del otro lado de la calle. Pida disculpas al vecino que se golpeó tratando de esquivar al gato. Tome el último comprimido del frasco.
12. Amarre las patas delanteras con las trasera con una cuerda y ate al gato a la mesa de la cocina. Colóquese guantes de jardinero. Abra la boca del gato con una pequeña llave inglesa. Coloque el comprimido seguido de un pedazo de filé miñón. Asegure la cabeza del gato de manera vertical y derrame medio vaso de agua para ayudarlo a tragar el comprimido.
13. Pida a su amigo que lo lleve con premura a la Sala de Primeros Auxilios más próxima. Siéntese tranquilamente mientras el médico cose sus dedos y brazos y remueve las partes del comprimido que se clavaron en su ojo derecho. Pare en la primera casa de muebles en el camino a su casa y encargue una nueva mesa para su cocina.
14. Consiga un veterinario para que haga una visita a domicilio.
 
 
   
 
 
::::: Manual para Damas Acosadas :::::
 
 
Como saben las mujeres, siempre algún sujeto pretende pasarse de listo creyéndose un Adonis.
Esta es una GUÍA RÁPIDA DE RESPUESTAS, para que no pierdan tiempo en resultar ingeniosas y rápidas.
—Hombre: ¿No te vi en algún otro lugar antes?
—Mujer: Si, por eso no voy más a ese lugar…
—Hombre Te conozco de algún lado, pero no sé de dónde…
—Mujer: Puede ser, yo soy recepcionista en la clínica para hombres con problemas sexuales.
—Hombre: ¿Está vacío este asiento?
—Mujer: Sí, y el mío también va a estar vacío si te sentás ahí.
—Hombre: ¿Querés venir a mi casa?
—Mujer: Mmmmmm, no sé… ¿dos personas caben debajo de una piedra?
—Hombre: ¿Tu casa o la mía?
—Mujer: Las dos, vos a la tuya y yo a la mía.
—Hombre: Hola, me muero por conocerte… dame tu número.
—Mujer: Está en la guía.
—Hombre: Sí, pero no sé tu nombre…
—Mujer: También está en la guía.
—Hombre: Disculpá, ¿cuál es tu signo?
—Mujer: Prohibido estacionarse.
—Hombre: Dale, no te hagas la difícil, los dos estamos en este bar por el mismo motivo…
—Mujer: Si, tienes razón!!! Vamos a levantarnos unas flacas!!!
—Hombre: Yo sé cómo hacerte feliz…
—Mujer: Gracias a Dios!!, Entonces ya sabes que tenés que irte.
—Hombre: Si me dejaras, me entregaría a vos por completo.
—Mujer: Lo lamento, no acepto regalos baratos.
—Hombre: Puedo ver que me deseas.
—Mujer: Uuuy, es cierto, te deseo fuera de acá.
—Hombre: Si te viera desnuda, me moriría feliz…
—Mujer: Y yo… si te viera desnudo, me moriría de la risa.
—Hombre: Haría lo que fuera por vos…
—Mujer: Bueno, empecemos con la cuenta bancaria.
—Hombre: Por vos iría hasta el fin del mundo…
—Mujer: Mmmm, me encanta… pero ¿te vas a quedar ahí, verdad?
 
 
   
 
 
::::: ¿Qué le preguntó el abogado al testigo? :::::
1. "Y bien doctor, ¿no es cierto que cuando una persona muere durante el sueño, no se entera hasta la mañana siguiente?"
2. "El hijo más joven, el de veinte años, ¿qué edad tiene?"
3. "¿Estaba usted presente cuando se tomó su foto?"
4. "¿Estaba usted solo, o era el único?"
5. "¿Fue usted o su hermano menor quien murió en la guerra?
6. "¿Él le mató a usted?"
7. "¿A qué distancia uno del otro estaban los vehículos en el momento de la colisión?"
8. "Usted estuvo allí hasta que se marchó, ¿es cierto?"
9. "¿Cuántas veces ha cometido usted suicidio?"
10. P: "¿De modo que la fecha de la concepción (del bebé) fue el ocho de agosto?"      
R: "Sí."      
P: "Y ¿qué estaba usted haciendo en ese momento?"
11. P: "Ella tuvo tres hijos, ¿cierto?"
R: "Sí."      
P: "¿Cuántos fueron varones?"      
R: "Ninguno."      
P: "¿Hubo alguna mujer?"
12. P: "¿Dice usted que las escaleras bajaban al sótano?"      
R: "Sí."      
P: "Y esas escaleras, ¿también subían?"
13. P: "Mr. Slatery, usted se fue a una luna de miel bastante rebuscada, ¿no es cierto?"      
R: "Fui a Europa, señor."      
P: "¿Y llevó a su nueva esposa?"
14. P: "¿Como terminó su primer matrimonio?"      
R: "Por muerte."      
P: "Y ¿por la muerte de quién terminó?"
15. P: "¿Puede usted describir al individuo?"      
R: "Era de talla media y tenia barba."      
P: "¿Era hombre o mujer?"
16. P: "Doctor, ¿cuántas autopsias ha realizado usted sobre personas fallecidas?"      
17. P: "Cada una de sus repuestas debe ser oral, ¿OK? ¿A qué escuela fue usted?"      
R: "Oral."
18. P: "¿Recuerda usted la hora a la que examinó el cadáver?"      
R: "La autopsia comenzó alrededor de las 8:30 p.m."      
P: "¿Y Mr. Dennington estaba muerto en ese momento?"      
R: "No, estaba sentado en la mesa preguntándose porqué estaba yo haciendo una autopsia."
19. P: "¿Está usted cualificado para proporcionar una muestra de orina?"      
 R: "Lo he estado desde mi más tierna infancia."
20. P: "Doctor, antes de realizar la autopsia, ¿verificó si había pulso?"      
R: "No."      
P: "¿Verificó la presión sanguínea?"      
R: "No."      
P: "¿Verificó si había respiración?"      
R: "No."      
P: "Entonces, ¿es posible que el paciente estuviera vivo cuando usted comenzó la autopsia?"      
R: "No."      
P: "¿Cómo puede usted estar tan seguro, Doctor?"      
R: "Porque su cerebro estaba sobre mi mesa, en un tarro."      
P: "Pero, ¿podría, no obstante, haber estado aún vivo el paciente?"      
R: "Es posible que hubiera estado vivo y ejerciendo la abogacía en alguna parte."
 
   
Esta entrada fue publicada en Humor. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s