El comienzo de la Informática. El nacimiento de Internet

UN CAMINO QUE SE INICIO EN 1945

De la primera computadora a la revolución digital

El comienzo de la informática. Su llegada al hogar. El nacimiento de Internet.
La miniaturización de los dispositivos.

Ricardo Braginski.
rbraginski@clarin.com

Cuando John Mauchly y John Prester Eckert terminaron de armar la primera computadora electrónica digital, lo que menos pensaron era que estaban cambiando el mundo. El año 1945 iba dejando atrás el horror de la guerra y la gigantesca ENIAC alumbraba una nueva era en la historia de la humanidad.
Había que hacer lugar para ubicar ese armatoste de 32 toneladas. En el sótano de la Universidad de Pennsylvania se amontonaron sus 17.468 válvulas, que consumían unos 160.000 watts y elevaban la temperatura ambiente hasta los 50 grados. La ENIAC, que fue diseñada para acelerar cálculos en disparos de artillería, despertaba admiración en propios y extraños: trabajando a pleno, podía realizar hasta 5 mil sumas o restas y 300 multiplicaciones por segundo.
Hoy, muchísima mayor capacidad de procesamiento llevás adherida a tu cinturón o prendida en tu cartera, dentro de los microchips que rigen el funcionamiento de los teléfonos celulares. Podés comunicarte al instante con cualquier lugar del mundo, y también escuchar música, sacar fotos o hasta mirar videoclips en la pantallita multicolor.
El secreto de este milagro está en el lenguaje digital de las computadoras, que inauguró la ENIAC. Y que después, con el desarrollo del transistor —que reemplazó a las válvulas— y de la microelectrónica, se coló en cuanto aparato electrónico circula por nuestras manos.
Ahora, cualquier información analógica (textos, sonidos y también imágenes) son representadas por una serie de señales electrónicas prendidas o apagadas. Unos y ceros que pueden almacenarse y copiarse tantas veces como uno quiera, y además transmitirse, por cable o por aire, a la velocidad de la luz y sin limitaciones geográficas.
El mundo se hizo mucho más pequeño y las fronteras cada vez más difusas. Satélites y kilómetros de fibra óptica mediante, los ceros y unos ahora llegan a cualquier rincón del planeta. Ya somos cerca de 1.000 millones los conectados a Internet, una herramienta de incalculable valor.
Con el Messenger podés estar todo el día conectado gratis con amigos o familiares alrededor del mundo. Hace unos años, pocas cosas eran más caras que comunicarse con el exterior. Había que contar los minutos, y hasta los segundos, para cuidar el bolsillo.
Y nada más difícil que conseguir un teléfono público para hablar desde la calle. Ahora el teléfono celular resuelve cualquier emergencia.

La antesala

Mientras que el mundo se conmocionaba con la revolución estudiantil de París, en el año 1968 un puñado de científicos de la Universidad de California conectaba, por primera vez, cuatro computadoras entre sí.
La noticia no ganó la tapa de los diarios, ni mucho menos: era solo un pedido del Ministerio de Defensa de los Estados Unidos que estaba buscando una forma más eficiente de comunicar a los distintos organismos de ese país. La pequeña red, que nació bajo el nombre de Arpanet, después creció y se transformó en la espina dorsal de la futura Internet.
Todavía eran computadoras inmensas, con muy poco poder de cálculo, destinadas al ámbito científico. Pero, a fines de los setenta, distintos desarrollos terminaron por acercarlas a los hogares. Desde la Altair 8080, la primera computadora casera (tenía una memoria RAM de 256 bytes y costaba 400 dólares) hasta la PC de IBM, que en el año 1981 fue consagrada como personaje del año por la revista Time.
Ya estaban ahí, aunque seguían usando unos códigos crípticos que las alejaban del común de los mortales. Hasta que, en el año 1984, la empresa Apple tuvo una idea genial: ventanas y menúes desplegables que representaran gráficamente el escritorio de trabajo. Una interfase amigable que luego llegó al mundo de las PC de la mano de Windows.
Y otra idea genial alumbró el inglés Tim Berners-Lee, en 1989. Creó la World Wide Web, un entorno gráfico y multimedia que depositó a Internet en los hogares y prepraró el terreno para la definitiva revolución digital.
Lo que sigue es historia reciente. La PC, con Windows, llegó a más y más gente. Con la Web, Internet creció en velocidad y en cantidad y calidad de servicios. Y la microelectrónica terminó de cerrar el círculo: llevó el mundo digital a la palma de la mano, con distintos equipos que hablan el mismo idioma de ceros y unos. Y se comunican entre sí.

La revolución

Las fotos, la música, el video, todo será digital en los próximos años. La red será omnipresente y cualquier objeto tendrá la capacidad de conectarse (con o sin cables) a la red de redes, para bajar o compartir información.
El "Gran Hermano" seremos nosotros mismos, que lo controlarermos todo desde las millones de camaritas que llevaremos en nuestros bolsillos. Cualquier mínimo equipo digital tendrá su propia cámara que podrá enviar imágenes al instante.
Y la música terminará de transformarse en prácticos archivos que se intercambiarán con sólo hacer clic en el botón adecuado. Las discográficas se adaptarán a este nuevo mundo y venderán bits en lugar de discos.
En los últimos sesenta años, el lenguaje digital cambió como nunca nuestras vidas. La digitalización inauguró una nueva era, con todos sus potencialidades, pero también con sus amenazas y peligros latentes. Y pensar que era una máquina para acelerar cálculos de artillería.

 
 
 

¡¡¡¡CUÁNTOS AÑOS JUNTAS!!!!

 
 
 

EN EL PAIS YA HAY 7,6 MILLONES DE CIBERNAUTAS

Una explosión llamada Internet

El 21 por ciento de la población argentina accede a la red mundial.
Más de la mitad se conecta desde locutorios y cibercafés.

Dardo Villafañe.
dvillafa@clarin.com

En la época de la ADSL, el cablemodem y la Internet inalámbrica, navegar por teléfono a 56K (es decir, a 56.000 bps) es como viajar en un sulki, pero tirado por mulas. Lo raro es que, hace apenas diez años, una PC con tan solo 8 MB de RAM y un microprocesador de 100 megahertz conectada a un módem de 14.400 bps era una nave espacial. Y eso que había que esperar una eternidad para terminar viendo poco y nada: textos con fonditos de color, una foto de vez en cuando y ni soñar con audio y todo lo que tiempo después se conoció como multimedia. En pleno furor del fax, era una experiencia galáctica en un cosmos bautizado World Wide Web con una estrella llamada e-mail.
La PC era una PC: ni radio, ni TV, ni teléfono, ni equipo de audio, ni cine. Y mucho menos banco, escuela, supermercado, facultad o club de amigos o enamorados. De la mano de Internet, hoy la PC puede funcionar casi como cualquier cosa. Desde mediados de la década de 1990 para acá, pasó a ser un centro de comunicaciones, trabajo, aprendizaje y esparcimiento.
En la Argentina, la crisis de 2001 y 2002 demoró la incorporación de sectores medios y bajos. Sin embargo, bastaron los primeros signos de reactivación como para que comenzara una feroz batalla para captar nuevos usuarios a partir de abonos, promociones y ofertas.
Según la consultora D’Alessio Irol, hay 7.600.000 de internautas argentinos, casi el 21% de la población. Aunque muy por debajo de los países avanzados, lo importante es la tendencia de crecimiento: un 200% entre 2000 y 2005. Si esta se mantiene, las cifras actuales mejorarían sustancialmente en poco tiempo.
Al menos en las áreas urbanas, hoy cualquiera puede acceder a Internet sin importar demasiado su nivel económico o educativo. El costo de las PC, como así también los servicios de conexión a la Web, bajan inexorablemente a bajar más y más. Por un lado, hay todo tipo de tarifas y abonos (incluso Internet gratis), y canales de comunicación de alta velocidad, como ADSL, cablemodem e inámbrica. Tanto Internet gratis como los sistemas de banda ancha van ganando más adeptos a costa del tradicional dialup. Incluso las zonas rurales está incorporando usarios a través del sistema de Internet satelital.

Crecimiento exponencial

Los hogares con Internet no sólo les permiten buscar información, bajar música, chatear o jugar a los dueños de casa sino a una troupe de amigos, parientes, vecinos y allegados que no tienen Internet. Así, los potenciales cibernautas se reproducen en forma geométrica. Otras bocas de acceso gratis son: las oficinas, las facultades, escuelas, centros culturales, bibliotecas y hoteles. Hasta con una notebook o una palmtop wi-fi se puede navegar gratis desde la vereda o el auto gracias a puntos de conexión inalámbrica —o hotspots— que en Buenos Aires cubren, de a poco, áreas cada vez más grandes.
Pero para llegar a la punta del ovillo falta un detalle. Porque si las PC privadas son semipúblicas, la explosión de los cibercafés y los locutorios completan un panorama de acceso casi generalizado. En 2005, el 59% de los usuarios se conecta desde PC públicas, léase locutorios y cibers. Atrás quedaron los tiempos en que un cibercafé resultaba un hallazgo y para navegar había que tomarse al menos un cortado y pagar 10 pesos por hora no fraccionables. Hoy sale entre 1 y 1,50$, y nadie toma café.
Por costo y por beneficios, el vínculo PC-Internet tuvo su revolución interior al convertirse en un centro de comunicaciones. El e-mail cedió su estrellato de mediados de la década de 1990 a los mensajeros instantáneos. Por lo demás, la compra online tiene un aliado indispensable en Internet: 6.600.000 personas consultan una y otra vez antes de comprar productos o contratar servicio, 1.600.000 participan del frenesí de los juegos online. También según D’Alessio-Irol, 9 de cada 10 personas se interesan por los diarios o revistas online. Y el 54% de los entrevistados mira menos televisión. No es la decadencia de la caja boba, sino que por la Web también se puede ver TV. Como cada vez que se produce una gran explosión, sobreviene la calma. Durante 2005 se prevé que Internet siga creciendo, aunque a un ritmo menor que en los años precedentes. De la gente que no tiene Internet en su casa, sólo el 3% afirma que contará con el servicio en los próximos seis meses y un 14% lo cree "probable". Quizás piensen que, con tantas posibilidades de conexión, contratar un servicio puede quedar para más adelante.
El desafío del pleno acceso implicará batallar con otros escollos que no son tanto tecnológicos o económicos como de carácter social, cultural y psicológico. Pase lo que pase, el gran salto, el más importante, ya se produjo.

 
 
 

ENTREVISTA CON DERRICK DE KERCKHOVE

"Nunca se inventó tanto"

El investigador reflexiona sobre las consecuencias de un mundo empequeñecido gracias a la tecnología.


Luis Amiguet.

informatica@clarin.com

Derrick de Kerckhove dirige en el Canadá el programa de investigación en tecnología y medios que lleva el nombre de Marshall McLuhan, su célebre maestro. "Pienso en cinco idiomas —dice—. Eso te hace creativo. A veces me preguntan: ‘¿Cómo puedo ser más creativo?’ Mi respuesta es: ‘Intégrese en redes inteligentes de personas: empresas, clubes o escuelas’. El mito del genio aislado es falso, nadie es creativo si se aísla."

—¿Por qué no se puede ser un genio solitario?
—Porque el genio y la creatividad no son monólogos. Si una idea no se comunica, no existe. Nace al ser explicada y cada vez que se comunica se reformula. Hay personas que expresan mejor las ideas del grupo, y ese es el talento individual. Pero la inteligencia común es la tecnología.

—¿Qué significa eso?
—El alfabeto griego fue la primera gran explosión de inteligencia tecnológica. Hubo otros alfabetos antes pero eran silabarios o signos para conservar contenidos, no para recrearlos. Los signos del alfabeto griego permiten al fin extraer un texto de contexto y transportarlo a otro o modificarlo: eso es crear. El alfabeto griego independizó la razón innovadora del dogma repetitivo. La imprenta fue la segunda explosión de creatividad: emancipó la razón de la religión. La tercera explosión, las telecomunicaciones, mezclan la electricidad y el alfabeto y combinan máxima velocidad de transmisión con máxima complejidad del mensaje. Y ahora estamos en la cuarta: mezclamos el alfabeto con las ondas en el éter planetario sin cables. Somos los más creativos de la historia.

—¿En qué basa esa afirmación?
—Nunca se inventó tanto. Esa concentración de información hace que el mundo se contraiga e implosione. El planeta se ha encogido. Lo profetizó McLuhan: todo el mundo está informado de todo en tiempo real.

—¿Y cómo cambia nuestro raciocinio?
—Al sentirlo propio, uno se considera responsable de todo, aunque suceda en las antípodas. Nace así una conciencia universal: el planeta es de todos. Y esa conciencia se manifiesta en el niño que tira un papel para reciclar y evitar el calentamiento global. ¡Ese chico piensa en todo el planeta! Antes, las creencias eran remotas unas para otras. Ahora están superpuestas y crean tensión implosiva… Y surge la hibridez, la combinación de lo heterogéneo. La humanidad convive ya en cada punto del planeta en tiempo real, aunque todavía no estamos todos al mismo tiempo.

—¿Y en qué cambia eso nuestra conciencia?
—Pensamos ubicuamente, pero aún de forma secuencial, todavía no simultánea. Las computadoras actuales analizan los problemas consecutivamente y van desechando probabilidades hasta llegar a la solución. En cambio, la computación cuántica no resolverá los problemas secuencialmente: no hará una tarea tras otra, sino todas a la vez.

—¿Cómo es el actual pensamiento secuencial?
—Está compuesto de hibridez, globalización, conectividad, virtualidad… Son tendencias obvias, ¿no? Y otras necesitan ser explicadas: hipertextualidad y transparencia. Vivimos en permanente hipertextualidad.

—¿Y la transparencia?
—Lo digital graba, deja huellas electrónicas y almacena datos en todas partes. La memoria digital sustituye a la humana: todo está escrito, no hay nada oculto.

(c)La Vanguardia y Clarín.

 

Fuente: Diario Clarín (Argentina) 17/agosto/2005.

Esta entrada fue publicada en Informática_Internet. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El comienzo de la Informática. El nacimiento de Internet

  1. Oscar dijo:

    mmm.. aunque creo que por allí consideran al ábaco como la primera computadora.interesante el texto.SuerT

  2. lidia dijo:

    ola wpisimaª!! pues nada pasaba por aqui y nada decirte k tienes un espacio chulisimo y k se nota k esta muy currao..pues nada k era tambien para preguntarte si me puedes hacer los dibujos esos k tu tienes k pone tu nombre, puedes hacer esos dibujos con el mio? no se si me explico bien pero esk no se explicarlo..bueno mi dire es: esa_lily_xula62@hotmail.com agregame si kieres y hablamos..venga muchos besitos desde almeria (españa)

  3. Lia dijo:

    ..(_.\’………….`\’\’-.-\’`……`\’. …./………………/…………….\\_) (_|…. _,.-\’""\’-,-\’""\’-.,_…..| ….\\../.–\’……………..\’–.\\ ./_) ,__\\).(_(_(…….)_)_)..)/_, .\\…(_, ( o)……….( o),_/…./ ..`–.-` \’-\’..…c…… \’-\’ ..`-\’-` …..(o)\\ ………………../.(o) …………\’-…._w_.….-\’ ……..…….-\’………\’-. ESTOY PASANDO PARA …….…./.., .–. .–._ ..\\ DESEARTE UN BUEN DIA!…..…../ /.(…\\/…)`\\ \\ ……../ /…\\……../…..\\ \\ ..…..\\ \\…..)……(……/ / …….`\\ .\\./……..\\./\\/ ………`.//.\’………\\; .| …………/……………\\/……. ,_/ _,-,_ _,-,_\\_, …….`–\’ \\..`|…../ \’–\’ ……………`….|=/ …………….>..|…| ……………./…|…| ……………|…Y../ BESITOS :::…¸.•*¨) ¸.•*¨) ¸.•*¨) ¸.•*¨) ¸.•*¨) (¸.•` (¸.•` (¸.•` (¸.•` (¸.•` (¸.•`LIA FRANCO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s